TICKETS Y VISITAS: Sin colas, paseos guiados

Entradas y visitas guiadas

Comprar entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo 2024

entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo

Actualizado el lunes, 25 diciembre, 2023

👨‍🎨 Tickets para la Cena de Leonardo en Milán

Comprar entradas para ver la Última Cena de Leonardo da Vinci en Milán.
SE AGOTAN CON MESES DE ANTELACIÓN, SI VE FECHA LIBRE RESERVE YA.

🙋‍♂️ Si no encuentra fecha escríbanos:
👍 Ayuda reservas:  Whatsapp

👍 Visita la Cena de Da Vinci

Varias modalidades para conocer la Última Cena de Leonardo:

🙋 🇪🇸 Ticket + visita
RESERVA 🛒
Varios días a la semana

🙋 🇪🇸 Ticket + visita VIP
RESERVA 🛒
Grupo muy reducido. Recomendado

🙋 🇬🇧 Ticket + visita
RESERVA 🛒
En inglés, opción más económica y con mucha disponibilidad. 

🔴🇪🇸La Cena + Duomo, Scala y Galeria V. E.
🛒 RESERVA
Media Jornada, diario 

🙋🇪🇸 Free Tour Milán
RESERVA 🛒

🎟️ Ticket Museo Leonardo
RESERVA 🛒

👨‍🎨🇪🇸 Pinacoteca Ambrosiana
RESERVA 🛒

📷 Todo Milán
MÁS VISITAS 🛒

👍 Ayuda reservas: Email o  Whatsapp

Es importante tener en cuenta que la demanda de entradas para ver La Última Cena es alta, por lo que es recomendable reservar con anticipación

Comprar entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo

Comprar entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo

Leonardo da Vinci vivió en Milán durante dos décadas y su fresco suntuosamente celebérrimo de La Última Cena ocupa una pared del monasterio de Santa Maria delle Grazie.

La Última Cena de Da Vinci es la atracción más popular en la ciudad de Milán pero su frágil estado de conservación ha obligado a establecer un régimen de visitas muy limitado, que hace que la oferta de entradas sea mucho menor a la demanda y que sea necesario hacer bien la previsión.

Tickets para la Cena de Leonardo en Milán

Tickets para la Cena de Leonardo en Milán

“La Última Cena”, todavía adorna la pared del comedor del convento donde se pintó a fines del siglo XV.

Para aquellos visitantes que no han podido hacer la reserva oficial a tiempo, presentamos varias visitas guiadas que incluyen acceso y con la garantía de poder hacer la visita en la fecha y hora deseada.

Un servicio práctico, fiable, a buen precio y que te permitirá no marcharte de la bella capital del norte de Italia sin haber visto con tus propios ojos su obra más universal. Una propuesta contrastada, con excelentes críticas y que te permite ver la gran obra de Leonardo si el turno de entradas oficial se encuentra agotado.

Lo más destacado de cualquier visita a Milán es ver la Última Cena de Leonardo da Vinci en la Iglesia de Santa Maria delle Grazie.

Comprar entradas para la Cena de Leonardo

Comprar entradas para la Cena de Leonardo


Visitar la Cena de Leonardo

santa maria delle grazie

santa maria delle grazie

La temporada alta de turismo en Milán es de abril a septiembre. Sin embargo, las entradas de La Cena a menudo se agotan con meses de anticipación. Por lo tanto, tanto si es temporada alta como si no, asegúrese de reservar sus entradas con bastante antelación a su visita planificada.

Habiendo asegurado sus entradas para la Última Cena, el siguiente paso es planificar su visita. Sugerimos llegar a la taquilla aproximadamente 20 minutos antes de su horario con boletos impresos o su número de reserva si se reserva por teléfono. Si es temprano, puede visitar la iglesia adyacente de Santa Maria delle Grazie.

Al ingresar al refectorio donde se encuentra La última cena, prepárese para una experiencia serena y casi espiritual. El gran mural, restaurado para mantener sus colores originales, te dejará sin aliento. La representación de Da Vinci de las reacciones de los Apóstoles, capturadas en sus expresiones y posturas, es particularmente cautivadora.

Experimentar la Última Cena es, de hecho, un evento único, uno que te sumerge en el fascinante mundo de uno de los artistas más grandes de la historia, Leonardo da Vinci. Así que emprenda su viaje a Milán con confianza, equipado con nuestra guía completa para asegurar entradas para la Última Cena, y prepárese para un encuentro inolvidable con el arte y la historia.

Es un servicio 100% fiable, garantizado y que cada día ayuda a decenas de visitantes a cumplir sus sueño de conocer la obra de la forma más cómoda y despreocupada.


Reserva Entradas para ver la Ultima Cena en Milán

RESERVAR TICKETS

En tu bono de confirmación encontrarás la información completa del operador, en la que se incluyen los teléfonos locales en su destino. Nuestros jefes de producto solo seleccionan a los operadores más fiables y expertos en cada destino, para ahorrarte trabajo y asegurarte tranquilidad.

Los turistas también pueden ver la estatua de Leonardo en la Piazza della Scala, mientras que el museo Pinacoteca Ambrosiana alberga el Codex Atlanticus, la colección más grande de escritos y dibujos de Da Vinci.


La experiencia de visita

Uno de los tesoros más adorados de Milán es también uno de los más escurridizos: la representación de Da Vinci de La última cena. Sobreviviendo milagrosamente a los bombardeos aliados, el venerado mural adorna el refectorio de Chiesa di Santa Maria delle Grazie. El evocador trabajo de Da Vinci se aplicó directamente sobre la pared de yeso, razón por la cual es frágil y el tiempo de visualización limitado.

La minuciosa restauración llevada a cabo en los últimos años es motivo de celebración, aunque de una manera silenciosa y reverencial. Tuve que levantar la mandíbula del suelo mientras contemplaba con asombro La última cena de da Vinci. Las reservas deben hacerse con meses de anticipación para obtener los 15 minutos asignados de tiempo cara a cara con el mural.

Confieso ser una de esas personas amante de las listas. Así que, cuando estas Navidades me regalaron un viaje exprés a Milán, fui directa a consultar uno de mis libros de cabecera, 1001 pinturas que hay que ver antes de morir, de Stephen Farthing.  Como imaginaba, entre todo ese catálogo de maravillas se incluía una de las obras más representativas y enigmáticas de Leonardo Da Vinci: La Última Cena.

Curiosidades de la Última Cena

Este imponente mural se encuentra en la pared norte del refectorio del convento de Santa Maria delle Grazie y, debido al deterioro que ha sufrido, tan solo se puede visitar en pequeños grupos durante quince minutos, previa compra de la entrada. Y es ahí donde está el problema, en la web oficial las entradas se agotan con mucha antelación y, cuando digo “mucha”,  me refiero a varios meses.

Decorando un antiguo comedor, este notable fresco cuidadosamente elaborado es una de las últimas obras del Renacimiento.

Mi acompañante y yo no estábamos dispuestos a pasar por la capital de la moda sin ver Il Cenacolo, por lo que había que encontrar un plan B. Nos recomendaron adquirirlas a través de www.laultimacenademilan.com y, la verdad, fue todo un acierto.

Compramos un combo que incluye entradas para La Última Cena, La Catedral de Milán y el Museo Catedralicio. Estos últimos puedes visitarlos cuando quieras durante el horario de apertura, sin embargo, para aquélla debes escoger una hora concreta porque, como dije antes, los grupos entran cada quince minutos.

Tras la compra online te envían el justificante con un número de control a tu correo electrónico donde además te indican el punto de encuentro con el agente local que te facilitará las entradas físicas unos veinte minutos antes de la hora de tu turno. En la propia puerta del monumento, la agente nos proporcionó las entradas del Duomo y del Museo Catedralicio, y nos explicó que presentando nuestro resguardo en la biglietteria de La Última Cena, nos hacían entrega directa de las entradas.

Los accesos a la Iglesia de Santa Maria delle Grazie y al convento dominico son independientes. Para ver la obra de Da Vinci tienen habilitada una pequeña sala de espera en la que aguardamos nuestro turno de entrada. Muy puntual un caballero abrió la puerta que da acceso al claustro del convento, por el que nos condujo hasta una esquina acristalada y cerrada, justo en la puerta del refectorio. Solo cuando todo el grupo se halla en la zona acristalada y la puerta se cierra, abren paso por fin a la enorme sala de techos altos donde se encuentra la pintura.

Solo su tamaño impresiona. También su deterioro a pesar de las continuas restauraciones. Es muy curiosa la sensación de estar delante de una obra que has visto miles de veces en libros y películas, que forma parte de la memoria popular, y tenerla ahí, frente a frente.

Si bien las pinturas que representaban la última comida de Jesús rodeado por sus 12 apóstoles eran comunes, si no obligatorias, para las iglesias importantes de su época, fue el enfoque totalmente único del artista sobre el tema lo que sorprendió a los espectadores contemporáneos como todavía lo hace hoy. Rodeando a un Jesús cansado del mundo, cada apóstol reacciona claramente con una animación palpable a la noticia impactante que Jesús acaba de darles: que uno de ellos pronto lo traicionará.

entradas para ver la Ultima Cena de Leonardo

Durante siglos, ha proliferado la conjetura sobre un elemento particularmente curioso de “La última cena”: la androginia del apóstol Juan, sentado justo a la derecha de Jesús. Los rasgos de Juanson tan delicados que incluso generaron una de las tramas principales del exitoso libro y película «El Código Da Vinci», que afirmaba que la figura no es Juan en absoluto, sino María Magdalena.

La pintura presenta panes crujientes y pescado, pero debería ser pan sin levadura y, lo que es más importante, vino.

La entrada fue en silencio, pero al poco tiempo se empezaron a escuchar murmullos en diferentes idiomas. Es una obra rodeada de misterios y leyendas, y supongo que queríamos atisbar un poquito de todo ello en nuestra visita. Todos comentando lo mucho o lo poco que sabíamos o habíamos oído, interpretando las caras y gestos de los apóstoles, su asombrosa expresividad. Casi puedes intuir las reacciones y comentarios de cada uno de los sentados a la mesa ante la revelación de la traición que está por cometerse.

En el extremo opuesto del recinto, en la pared sur, está la obra más importante del milanés Giovanni Donato da Montorfano: Crucifixión, fresco del que hablaremos en otro post. Aconsejo que le reservéis unos minutos porque los quince que dura la visita pasan muy rápido y, cuando te quieres dar cuenta, es hora de marcharse y no has levantado la vista del Leonardo.

Conseguimos nuestro objetivo y la experiencia estuvo a la altura de nuestras expectativas. Como dicen, lo breve y bueno, dos veces bueno.

RESERVAR TICKETS


Algunas notas sobre la obra

La «Última Cena» de Leonardo da Vinci es una de las obras de arte más famosas y emblemáticas del mundo. Fue pintada por Leonardo da Vinci entre 1495 y 1498, durante el Renacimiento italiano. Se encuentra en el refectorio del monasterio dominico de Santa Maria delle Grazie en Milán, Italia.

La Última Cena representa la última cena de Jesucristo con sus apóstoles, tal como se describe en los Evangelios. Leonardo capturó el momento en que Jesús anuncia que uno de sus discípulos lo traicionará. Cada apóstol tiene una reacción diferente, lo que añade una dimensión dramática a la escena.

Leonardo da Vinci utilizó la técnica del fresco para la Última Cena, pero también experimentó utilizando pigmentos al óleo y temple. Esto le permitió lograr una mayor precisión en los detalles y trabajar más lentamente en la obra.

Leonardo creó una composición única para la Última Cena, colocando a Jesús en el centro rodeado por los apóstoles en grupos de tres. Además, utilizó gestos y expresiones faciales para comunicar emociones y transmitir el mensaje de la escena.

A lo largo de los años, la Última Cena ha sufrido daños y deterioro debido a diferentes factores, como la humedad y los intentos de restauración anteriores. A pesar de esto, la obra sigue siendo impresionante y se han realizado esfuerzos de conservación para preservarla.


Otros lugares de Leonardo en Milán

Pinacoteca Ambrosiana
Esta galería de arte alberga una de las mayores colecciones de arte en Milán y cuenta con una sección dedicada a Leonardo da Vinci. Allí podrás ver el famoso «Codex Atlanticus», una recopilación de dibujos y escritos de Leonardo.

Tickets para la Biblioteca y Pinacoteca Ambrosiana

Tickets para la Biblioteca y Pinacoteca Ambrosiana

Museo Nacional de la Ciencia y de la Tecnología Leonardo da Vinci
Este museo es un tributo a la genialidad de Leonardo da Vinci como científico e inventor. Aquí encontrarás reproducciones de sus inventos, así como una exposición que muestra su genio en los campos de la ingeniería, la anatomía y la arquitectura.

El Códice Atlántico de Leonardo da Vinci

El Códice Atlántico de Leonardo da Vinci

Castillo Sforzesco
Este imponente castillo renacentista fue una de las residencias de los gobernantes de Milán, incluyendo Ludovico Sforza, quien fue un importante mecenas de Leonardo da Vinci. Dentro del castillo, podrás encontrar el «Salón de los Frescos», donde Leonardo y sus discípulos realizaron algunas pinturas.

Iglesia de San Maurizio al Monastero Maggiore
Aunque no está directamente relacionada con Leonardo da Vinci, esta iglesia es conocida como la «Capilla Sixtina de Milán» debido a sus impresionantes frescos renacentistas. Vale la pena visitarla para apreciar el arte de la época en la que Leonardo vivió en Milán.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.7 / 5. Votos recibidos: 14

Reportajes relacionados
Entradas y visitas guiadas

Visita guiada en español a la Ultima Cena de Milán

Entradas y visitas guiadas

Visita privada con guía a La Cena de Leonardo en Milán 2024

Entradas y visitas guiadasTurismo en Milán

Un día en el lago de Como desde Milán, visita organizada

Entradas y visitas guiadas

Tour de compras por el distrito de moda de Milán. Personal Shopper en Milán

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *